lunes, 14 de diciembre de 2015

Renacer

Me quito el maquillaje me despojo de mis apariencias y lejos de cualquier caretaje asumo mis desobediencias. Quizá en otra vida, en otra perpleja existencia, pueda ser oruga que al madurar se convierta en una mariposa esbelta. Y más allá de todo daño  segundas oportunidades el universo ofrece. Sin odio ni rencor. Ofreciendo compasión al pobre pecador.
Antonella Duarte

0 Comentarios (+add yours?)

Publicar un comentario en la entrada