sábado, 1 de agosto de 2015

Soplo de vida

Ven mi amor,
dame un soplo de vida
que me lleve hacia otros mundos.

Dirígime sin temor
sacándome de mi mente confundida,
haciéndome tuya cada segundo.

Presa estoy de tu anatomía,
divaga mi ser con locura
por los senderos de tus curvas.

Impregnada en tu perfume
quiero ser caricia al alma
que cubre tus heridas.

Y tal vez, algún día
seremos ángeles
volando por aires nuevos
siendo quiénes somos,
y ni muchos menos.


Antonella Duarte


1 Comentarios (+add yours?)

eduardo jqk dijo...

¡Chss!... ¡Chuic!

Publicar un comentario